tengo tanto buda

paisaje_budista

Tengo tanto buda.
Que con cada nube
me muevo panteísta.
Con cada respiro
me atraganto con la satisfacción.
Estoy lavando los platos,
sí, como si fuera cada uno
el ala de un ángel rafaelista.
Tomo asiento y me siento
acobijado en coro de silencio.
Abrí la cárcel de piel para
poder lavar la sangre
con luz de vida.
De lejos veo
los pensamientos,
como montañas teñidas azul
por la distancia.
Tengo tanto buda.
Que el viento me trajo
la luna a mi puerta.
Y no paré de bailar
en plena habitación
como si agarrara el mundo
de su pequeña cintura.

Poesía Contemporánea

contra la luz

contra_la_luz

Ya no visitaré a la luz
con débil cascara de astro
su sucia esencia de curva

es inacabable el modo de andar
y son ancianas fosas de oscuro
cada puñado de vivir se siembra
como agua en las noches enteras

ya no más
lucero que es punta arrastrada
son frescos los troncos de negro
y mi mirada los junta en cruz

quítenme el ritmo de vela
y déjenme la congoja vieja
como un pliegue de eternidad

ya no más
dura energía voluta
que son crudos garabatos
los de la sombra

y el arte abstracto de morir
no lleva rayos claros
en las arrugas de mi piel.

Poesía Contemporánea

cosas invisibles

above clouds painting Kjarval

Mira
abrí la noche con tu nombre
te hablo y la sombra
eleva su rama de perfume
entre los cuellos de las estrellas.
¿Qué palabras usé para explicar tus ojos?
Para habitar
sin el oleo del alma
en las profundidades del deseo.
No sé el significado del zodiaco
ni del pezón que observo sin anteojos
Tócame, no para sentir
la minúscula herramienta de la piel
sino para olvidar
que somos cosas invisibles –
rozándose entre si
como lo hace la noche
contra el alba,
como lo hace tu nombre
contra mi gemido.

 

 

 

 

Poesía Nihilista

El vacuo cosmos.

un cosmos vacio

Todavía
hay posibilidad.

Desde la ventana
ver el diámetro
del destino.

Oír
a ciegas
la luz
caminando
sobre tu sien
adormecido.

Después de que
acabe la tierra –

permitir los pájaros
alinearse en
la cuerda
del corazón.

Y cuando
desaparezcan las ideas
en su lugar
depositaremos
el tibio espejo
de la piel.

Poesía Nihilista

ceder el acontecer

Mi mirada
erróneamente
puesta sobre el juego
de las sombras sin bordes
el auto zumbando entre el humo
los cabellos que no sé a quién pertenecen

algo se mueve aquí como instinto de aire
algo me digiere como si estuviera
saciando el apetito del tiempo,
algo tiene los pelos de punta
y yo soy su piel,
algo acontece
y yo cedo.

Poesía Nihilista

el yo y el otro

Piel de canibal

Supura de la piel del extraño
algo de temible olor
semejante a la electricidad cruda
de un miedo, de una relampagueante pesadilla;
el prójimo se mantiene distante
algo ajeno y amenazante,
son pelos y poros de animal incógnito
no hay sexo ni compatibilidad
con sus arcos de hueso y cartílago –
se presiente la sangre como una ráfaga
de dolor subterráneo, alimentando
la congénita bestialidad del otro,
es un adversario carnal
es un agente de incomprensión,
sus vocales de lágrimas y secreción
erizan el cobarde manto
de nuestra piel;
nuestra era de caníbales
carne rota entre los accidentes
músculo a desgarro ubicuamente,
el otro es un ser de tentáculos
feroz pezuñas listas para
desmembrarme en el primer contacto;
medito sobre el hombre y hombre
mujer con mujer
niños entre niños,
ese infierno de raza enajenada
entre sí
y la perversidad del conocimiento:
soy salvaje barro de venas y hambre
para los ojos de los
demás.

 

Poesia 2011

a lo monumental

La sangre tremenda
de piel a ley
el monumento de piedra
colmado de augurio en la soledad
de un silencio campesino;
la muerte ha pasado como un invierno
sobre las capas secas de las semillas
ha dejado una noticia amarilla
en la tierra,
hay algo impregnado con ímpetu
algo con sombra de ciclo
de nombre antiguo
removiendo
los destinos
de la raza.
 

Poemas