vagina

dolor

que te besé
tras nacimiento
bajo diamante
como un filósofo alegre
que olvida el dolor
en una metafísica de saliva
¿es ahí donde existe lo que existe?
o donde se olvidan los siglos
los libros la ciencia la finalidad
es ahí cuerpo contra cuerpo
cuando el tiempo se hace sudor
gemido y rubor
solo fuego unido
de dos llamas de piel
los capítulos del placer
se escriben con la loca oscilación
de un éxtasis
y todo termina gratificado – pene vagina
hombre mujer atmosfera cosmos –
en un olvido aun más profundo,
el sueño.

cosas invisibles

above clouds painting Kjarval

Mira
abrí la noche con tu nombre
te hablo y la sombra
eleva su rama de perfume
entre los cuellos de las estrellas.
¿Qué palabras usé para explicar tus ojos?
Para habitar
sin el oleo del alma
en las profundidades del deseo.
No sé el significado del zodiaco
ni del pezón que observo sin anteojos
Tócame, no para sentir
la minúscula herramienta de la piel
sino para olvidar
que somos cosas invisibles –
rozándose entre si
como lo hace la noche
contra el alba,
como lo hace tu nombre
contra mi gemido.

 

 

 

 

Poesía Nihilista