orígenes

poemas_nihilistas

En gran época
había mitad de misterio
en la voz del respiro;

la luz como canto
salía del ojo y mirábamos
el frío hacer remolinos
en las colinas del monte;

al aire nocturno el mundo
no tenía características
pues era un viaje negro
exhibiéndose en el olvido;

quién recuerda esa tierra
acostada sobre el tiempo
erigiendo sus penas de piedra,

                        sus mares de tristeza.

Poesía Contemporánea

El devenir

poema_julio_2013

Un clavo que me recuerda la tierra,
dura, punzante, clavada en la nada.
Es noche, la noche no tiene mapa.
Aquí han nacido y se han ido
como olas, olas despacio viajes
en la sed de mundos. Algo
sucede, apenas entra al pecho
se hace un devenir .
Queda atrapado en la industria
del olvido, doy mi mano
al minuto y me lleno de vértigo.

Una candela que me recuerda la tierra,
titileo, crepúsculo ardiendo en la memoria.

 

Poesía Contemporánea

el fin de la tierra

fin_de_la_tierra

Quién borrará la vida
para iniciar un nuevo
lamento. Todo

ya sucedió. Yacemos libres
debajo de campos
amueblados con rocas
y huesos. Esperando

el clímax de un ciego génesis.

Ahí entre polvo
quedaron sabidurías
hambrientas de más.

Quién fue el último
en ver la sombra
hacerse ala hacia luz.

El filo blanco del infinito
arrugándose en rojas
sierras de horizonte.

Quién fue el último
en ver la tierra
con ojos de microbio
y cantando con todas
las lenguas de las eras
un adiós

al camino.

 

 

Poesía Contemporánea

(léase humano)

vacio_humano

El hombre (léase humano)
es una figura
confundida por la luz
se puede decir que es
un látigo de humo,
fuerza y evanescencia.

El hombre es un golpe
duro sobre la tierra
dejando atrás un eco
invisible y casi triste.

El hombre recoge
un puñado de tierra
y le dice, eres
mi única razón.

El hombre
ha aprendido
solo una cosa
de la historia:
cómo esperar

El hombre (léase humano)
espera que llegue
la señal para dejar
de ser hombre.

El hombre
no ve el hueco
pero lo siente.

Lo siente.

 

 

 

Poesía Contemporánea

el trabajo de la tierra

el_trabajo_de_la_tierra

 

Cuando me fijé
estaba el mundo
tenso como una
piedra erizada

en un rincón borroso
salí con fuego para
prender la sangre
que dejó el eco

estos ojos han dado golpes
han dejado morados
los recuerdos de la luz

la blancura temblaba
y fui herramienta
que estiró el fulgor
y plegó la lejanía

por qué

porque me gusta tocar
el trabajo de la tierra
y jalar la tira del cielo
que acaricia los gritos
de la vida.

 

 

Poesía Contemporánea

Pronto callaré

campos de poesia

Pronto

callaré

mis palabras
descansarán
como ramas secas
al pie de la fogata

Pronto

callaré

abandonaré
mis palabras
tendidas en la arena
como héroes
condenados al polvo

Pronto

callaré

quedarán
mis palabras
hambrientas
mordiendo la
luz del sol

Pronto

callaré

cruzaré un puente
y mis palabras
esperarán como ceniza
un viento
que las borre
de la tierra

 

 

Poesía Nihilista