todo lo que siento

without light

Son todas
cosas
que debo
son deudas
exponenciales
que suman mi
error de existir

he sido fácil
una aberración
en mi comportamiento

soy presa
de una
moralidad

estando así
ebrio
ante la historia
y la misma sociedad

¿qué debo decir?

no te debo nada
soy
algo perdido entre una
irrelevancia y
una
mentira

ojala tuviera
algún significado esta
mi lucha

si mi apuro
es puramente:
empezar

pero quién quiere
un génesis
en este párrafo de
sabiduría

solamente
es un derrame

una contradicción
que se refuta
en su ambivalencia

así me desapego
de lo que sucedió

así soy una
mujer
que toca
su primer
amor
a piernas abiertas

soy
rosa y cuchillo

algo del
éctasis
que inventó
el pecado.

 

Poemas

nacer hoy

Street bottle

A veces
es
   más
fácil
negar todo
que empezar
     el día.

 Eso que lleva
     el nombre
de corazón
    no sana su sutura
esa herida que se me abrió
cuando choqué con la
         historia. 

Cómo se explica
la alegría
    de no entender
la vida.

En qué enciclopedia
 se encuentra
esta inocencia,
   la puerilidad
de haber
   nacido
          hoy!

 

Poesía Moderna

oda al producto

Street Lamp Poetry

¿por qué toda esta historia,
para terminar
enroscados en cierta
melancolía de cables,
función y suciedad?

y yo
inventando una mitología
para este segundo
porque la sed
es de omnipresencia
o será de
transparencia

colgando
historiador sería
de los grandes vuelos
del nocturno alado
en la circunferencia
de la iluminación

dando algunas razones
para observar
inter alia
la soledad de otras
cosas

al margen
del evento
significativo

 

 

 

poema cuando escribir historia es borrarla

Historia muere

Ahora que tengo pies
como lombrices de arterias
se me hace guardar
las crónicas del estornudo
que muere como la década
los cachos de la luna
se asomaron hoy la tela
era perforada por el alfiler
de luz que ojos como los míos
tejen vestuarios de constelaciones
canciones efímeras de negra
oscura noche tal como el sudario
que cubre un rostro impío
ese mismo semblante
una vez predicaba a los relojes
por ser abruptos y subyugantes
el mismo hombre con zapatos
los usaba como monedas para viaje
distancias recorridas al motor
de un cuero peregrino
esa materia de callo
en el descalzo paradisiaco.

 

 

 

Poemas Inútiles

y ahora

Testaruda muerte  

de la geografía nunca encontrada 

respiro profunda debacle venidera 

acontece el nido puro 

originando las agujas del reloj 

la dinámica de un espacio descoordinado 

respiro con las heces y el hambre 

humano llamase alguna vez 

tener cuerpo pero no ubicación

cuesta 

     cuesta arriba 

cuánto cuesta 

obligatorio precio de la tachuela 

donde sentamos los niños 

¡aprendan a sufrir como nosotros! 

del vaticano llegan las melodías de ángeles 

del hinduismo se escuchan los murmullos del incienso 

del paleolítico se suman los humos del extinto fuego 

uno tras uno, caen 

con semejante cárcel ontológica 

para qué sobrevivir con la historia, u otra cosa.

Casi no existir

Suspiro, eterno espiral
noche de espuma, revoltijo
antes de ayer, cuando la luz era invisible
las células eran pájaros voladores
la sangre era horas de la tarde
despertar era recrear la creación
reconstruir la Nada… crear la primera partícula
cae,
caer,
callar,
nombrar el vacío
el hermoso inexplicable puente
que une esta historia con la profundidad sin rostro
el tiempo perdido no tiene culpa
nunca ha existido la muerte;
la piel tocándose a sí misma
la lengua con sabor a lengua
la gota de agua sin borde
inmóvil las torceduras del árbol
inmóvil cae la hoja por los aires –
nunca existió la muerte
vivir es casi no existir . . .

Innumerables silencios

Estrellas son innumerables silencios,

     tan mudas,

historias distantes envueltas en silencio

         una grandeza inhumana

sin propósito…

      llegamos hasta este instante en el flujo

a  través de milenios

       murieron los hombres por una causa mayor

una fe intratable

           como si su misión se cumpliera en el futuro

un momento culminante para el que todos vivimos
pero anoche me senté a mirar las estrellas 

     tantas de ellas, tantas como los deseos inacabables del humano

y el mundo sigue persiguiendo ese apogeo histórico

      el momento donde todo el sufrimiento, la agonía, la locura

se justifica con un orgasmo divino

            nuestras oscuras vidas iluminadas con ilusión de un propósito

¿Dónde?

             ¿Por qué proyectar al futuro ese infantil capricho?

Queremos gozar de una trascendencia, un sentido

        un porvenir decisivo

             pero no existe ninguno, nada: excepto el vasto vacío del espacio

           nada, excepto el proceso interminable de este mismo instante,

nada, pero esas lucecitas voraces denominadas: estrellas.

   

Poemas Nihilistas