lo inevitable

Poeta siglo 21

Solo sé existir
si el asfalto brilla
como espejo
solo así
sobrevivo
cuando todo refleja el cielo inexplicable
y respiro el azul
como humo
de los vehículos de la imaginación
solo sé existir
si la música tiene dedos
que me acarician el cabello
mientras tomo la siesta
soñando que los átomos
más puros
me hablan en vértigo
solo sé existir
cuando estas palabras
estallan en guerras
batallas
que provoqué
y ya no puedo
evitar.

poesía siglo 21

espacios

Sombra y cielo

Una hoja
blanca
magnética
como un lago
agua que descansa
lejos
bien lejos
de las guerras nacidas
de diez dedos;
una suavidad
blanca
para pulir
el áspero rosto
de mi imperfección
leyendo
poemas sagrados
de sangre
textura de sanidad
que envuelve la locura
de cada noche;
un suspiro
blanco
para vivir
sin convicciones
ahí
aquí
allá
donde sea
que haya
cielo
abierto.


Poesía Siglo 21

¿Cuál es la prisa?

Me encuentro sentado

      esperando un café
afuera, la guerra continua

     en las alturas lejanas las galaxias se trituran unas a otras

sabes, como cuando una tragedia se aproxima

 y no hay acción, sola una lenta espera

       hasta que el momento anticipado llega-

estoy mirando – esto tan eterno

           y la lucha sigue afuera, la gente corre

la gente se tropieza y se arrastra hasta un árbol

        míralos
pienso en silencio.

Que difícil ser hombre,
       como lucha contra sí mismo  
resiste, tembloroso a mirar el vacío que rellena tanto terreno.

    El café llega y mi vecino corre espantado del silencio de mis ojos
¿tan difícil es: detenerse?  Dejar que las cosas sucedan por sí solas…

        Anduve ayer por la llanura,
un llano quieto, un cambio despacio – la niebla pronuncia sílabas
                                                                           en décadas
el monte crece como mi barba, quién los detiene;
            ayer era como el agua transparente
un rocío sin destino previsto: evaporarse solo si calienta el día

Espérenme, ya terminé mi café
      ya me sacudo mi camisa
salgo por la puerta        
        y me pondré a correr con ustedes

Pero nadie todavía me ha respondido: ¿Cuál es la prisa?

Poemas Nihilistas

Con cada nueva palabra…

 

 

El poema se trata de una discordia

   rompe la lógica de una utopía racional

        se repite, repite, repite

el golpe para consolidar una quimera

             allá afuera, la política y la ciencia

       forzando un sentido donde no hay alguno

el desorden instantáneo del movimiento

               destruye el centro de nuestra individualidad

y los versos desgarrados como las vísceras de una guerra

     exploran desunidos la placentera anarquía

 del presente desconocido

        con sus mil formas innombrables

el fin del mundo llega siempre

       con cada cabeza mortal

             asomaba sobre el abismo de la incertidumbre

y la total imposibilidad de conocer

           solo sentir…

                       entre mareas de cambios.

Regresar a pagina principal de ARS POETICA

 

 

Dos poemas como experiencia vivida

 

Si la luz jamás llega a penetrar
los rincones del corazón human torturado
Si el peregrino se pierde lamentablemente
en el crepúsculo de la incertidumbre
Cuando los arcos de una sangrienta guerra de cuerdas
cortan el aire como espadas violentas
y mi boca derrama la gota caliente de vino
como sangre viva que inunda
el cauce de la desgracia divina.
De las venas se desprenden
insultos fugaces hacia la terrible mortalidad
Muriendo cada día entre vientos oceánicos
Desesperanzado, cobarde alma
criando las constelaciones celestiales
que aplastarán el sin-nombre presente

**

Tiene la soledad sombra alguna
Ha vivido el hombre muerto
que solo conocí en su muerte
Cuando la espiga, una bala o la mentira
haga de mi piel un pez muerto en el litoral
acontecerá la fecha pasajera
donde olas se despiden sin razón.
Tendrá una vida más
aquél hombre que nunca juzgué
en el sueño de la muerte;
seguiré solitario con cada sombra inasible
que se escapa de mis manos….