oscuridad transitada

Del suelo
en trenza
articulo
los gestos
al improbable
destino

es una muerte
de nocividad
celestial
como astro
de sílaba animal
en el centro
de una jungla
primordial

al anochecer
circulo
pómulos de negro
los que se acumulan
en la desesperación
antigua de un
bar

una enfermedad
paralela al
enamoramiento
los rincones del ser
como rocas las células
de lógica mis pulmones
como pulga mi sangre
de renta los ojos
dardos a lo
impugnable:

orbicular
sensación de fases
una cíclica nausea
con altos y graves
dolores y cumbres
la vida
pulcra como una puta
de sedas y maquillaje.

.

Poesia Nihilista 

en la profundidad

poesia nihilista del poeta contemporaneo

Una ave blanca

pura como el vuelo

se convirtió

en fondo negro

y alzó sus alas

dentro de mí

en un cataclismo ligero

suspendido casi

sobre la eternidad vacía

del alma olvidada

¿Cuál es la prisa?

Me encuentro sentado

      esperando un café
afuera, la guerra continua

     en las alturas lejanas las galaxias se trituran unas a otras

sabes, como cuando una tragedia se aproxima

 y no hay acción, sola una lenta espera

       hasta que el momento anticipado llega-

estoy mirando – esto tan eterno

           y la lucha sigue afuera, la gente corre

la gente se tropieza y se arrastra hasta un árbol

        míralos
pienso en silencio.

Que difícil ser hombre,
       como lucha contra sí mismo  
resiste, tembloroso a mirar el vacío que rellena tanto terreno.

    El café llega y mi vecino corre espantado del silencio de mis ojos
¿tan difícil es: detenerse?  Dejar que las cosas sucedan por sí solas…

        Anduve ayer por la llanura,
un llano quieto, un cambio despacio – la niebla pronuncia sílabas
                                                                           en décadas
el monte crece como mi barba, quién los detiene;
            ayer era como el agua transparente
un rocío sin destino previsto: evaporarse solo si calienta el día

Espérenme, ya terminé mi café
      ya me sacudo mi camisa
salgo por la puerta        
        y me pondré a correr con ustedes

Pero nadie todavía me ha respondido: ¿Cuál es la prisa?

Poemas Nihilistas