sobrevuelo

poesia_abstracta

Damas demos además de danzas
hondura hasta la hora del hombre,
niño: nada ni nadie es necesario
al fin fuimos fatídicas figuras finalmente
todo tanto terrestre como transcendental
es idea idioma intelecto invento o instante
lástima la lengua tan lógica y locuaz
cuenta casos, crónicas, calambres pero calla
al viajar en vastas vibraciones v vacíos
mira mujer mira hombre mira niño
algo anda arriba abajo alrededor
sucediendo algo sombra algo
sencillo algo sagrado algo
suave sin sangre sin sal
tal vez luz tal
vez nocturna tal
vez umbral.

Poesía Contemporánea

lo que el hombre ha creído ver

El poema creado es un poema en el que cada parte constitutiva, y todo el conjunto, muestra un hecho nuevo, independiente del mundo externo, desligado de cualquiera otra realidad que no sea la propia, pues toma su puesto en el mundo como un fenómeno singular, aparte y distinto de los demás fenómenos. Dicho poema es algo que no puede existir sino en la cabeza del poeta. Y no es hermoso porque recuerde algo, no es hermoso porque nos recuerde cosas vistas, a su vez hermosas, ni porque describa hermosas cosas que podamos llegar a ver. Es hermoso en sí y no admite términos de comparación. Y tampoco puede concebírselo fuera del libro. Nada se le parece en el mundo externo; hace real lo que no existe, es decir, se hace realidad a sí mismo. Crea lo maravilloso y le da vida propia. Crea situaciones extraordinarias que jamás podrán existir en el mundo objetivo, por lo que habrán de existir en el poema para que existan en alguna parte.

 El Creacionismo (Vicente Huidobro)

poesia_Creacionismo

 

Hay palidez tremenda
desdeñada desde cielo
como olvido vestido de un
color apagado en el tiempo.

Hay días amontonándose
como vidas sobre la columna
de la flor y su memoria
de agua triste callada.

Hay esqueletos en fila
demostrando como cada idea
tiene el dolor como carne
sobre el vacío como hueso.

Hay figuras rojas temblando
al desvanecer bajo un sol
que se confundía con el calor
de la guerra.

Hay más existiendo para
abarcar en la marcha cuyo
motor es ritmo de pura
noche estrellada.

Hay secretos acompañándose
porque adolorida está la verdad
al madrugar en una montaña
la creación sin alas.

Hay lividez a las seis
de la tarde cuando el pensamiento
es una campana dándole raíz al
trueno sucio en tierra.

Hay cantos que queman
que dejan la sangre
bebiendo crestas de fuego
que el mundo no ve
desde su esquina de humo.

 

 

Poesía Contemporánea

un poema feliz

dedicado a mi hermano Gustavo

angel bajo nube

Ya sabemos que somos tristes,
que somos locas lunas menguantes.
Ya sabemos de nuestra mortalidad,
que somos rayos de luz apagándose.
Ya sabemos que no hay salvación,
que somos enanos aplastados por el cielo.
Ya lo sabemos, es hora de andar.
Es hora de andar con nuestra tristeza
como con otro par de manos.
Es hora de ir desenrollando nuestra brevedad.
Aprender del humo que no medita su fugacidad,
sino que la expresa.
Es hora de andar como rebotes
en un laberinto donde todo es piel y viento.
Andemos, ya sabemos lo que va a pasar.
Es hora de arrancar las preguntas de las piedras
y tirarlas al río celeste. Es hora,
de estallar con canciones ante la cóncava noche.
Adelante, como dos hermanos que
juntos ríen en la oscuridad

antes de dormir.

Poesía Contemporánea

en el patio

aurora_poema

No dejaré
pasar la nube
sin morderle
su triste morete
desde un banco
se borrará
el hilo del equilibrio
y quedará la aurora
encogida entre las manos
como arruga de pan;
no esperaré
el recuerdo aletear en la luz
sino nuevo y deforme
brillo sobre la nueva
tarde y los niños
en el patio
agarrando el olvido
con sus deditos
desplumándolo
como si fuera algodón
nieve o espuma.

Poesía Contemporánea

blancura

tragedia_De_la_tierra_poema

Encontré
las agujas del reloj
en mi bolsillo
junto a la diadema
de los sueños

ando caminando
a través de una boba nube
como si un albo desierto
durmiera a la par
de mis ojos

y pasan días
sin saber
por donde he
caminado

a lo lejos
veo dos pájaros
que toman vuelo
para escapar
la tragedia
de la tierra

llego a la esquina
y me detengo:

sin razón
ni alas

Poesía Moderna

poema en azul

blue poem

Cuál nosotros
recoger algunas
épocas pensadas
por alguna sombra

yo no inventé
el dolor
coincidió

un ayer
se la comió
era torpe
la ilusión

traiga el rojo
la respiración
los ojos en otoño

ven a dormir
en azul
aunque sea
en celeste
aunque sea
casi no existir

 

 

Poesía Nihilista

un charco de hedonismo

Me gusta tocar ese lugar,
curvo y blando, oculto –
que esconde el deseo.
Es magia,
que la piel roce
una fantasía y erija un obelisco.
No es morbo
sentir un relámpago extinguirse
debajo de la sangre.
Sucede y uno respira
como un árbol de hojas erizadas.
El peso de la esencia
deja glaseado el nuevo
flácido arco.
No hay que esperar siglos
para que aparezcan
monumentos al placer.

 

 

 

Poesía Nihilista

me senté en un templo

Iglesia Pagana (Pagan Church)

Me senté
en un templo

elevaste un canto
las aves en vuelo
el rubor del amanecer
los retozos del mar

una voz
de piedra blanca
piel fría
colina asoleada

quedé postrado
como un pagano
frente una canción
que goteaba como miel
sobre los ramos amargos
de mi alma

miré el mármol
de las estatuas
los ojos del santo

olvidé mi intención
de correr por los callejones
en búsqueda de un placer fútil

descanse mi vista
en la tímida luz de una candela

descanse
en los verbos mudos
que cantan los ángeles

todo saber
se extinguió
bajo una lluvia
de aleluyas

y luego
hubo
silencio

Poesía Nihilista

el piojo

Poeta Dormido

La crin se desprende de la nuca
como una ola de etérea existencia,
siento ahí atrás de mi cabeza
como una melena de color y nube
fluye, entretejida, con la corriente
del universo –
mi tentación es volver a ver atrás
y caer atrapado entre curvas de pelo,
envuelto en esa tela de esencia
que me deja dormir
como un piojo poeta.

Poesía 2011

de los instintos poéticos

pablo_picasso_detail_21st_century
De los muros
puedo decir
mucho.

Son almohadas
con maternas escobas
barriendo escombros de horizonte
dejando la cabeza de rutina
dormir en su ternura.

Puedo hablar de senos rotos
de la sombra de leche
enrollándose como pezón
en un vals de grasa.

De la máscara tengo
mil canciones,
tanto poemas como hormigas
esbozadas en la turbulenta
sensación de vivir
crípticamente.

De la frente
puedo decir
mucho.

De ella los rectángulos
y las esferas hace gaviotas
que volando dibujan una curva
de ombligo
negro en el sien
de la mujer en vano.

Poesia 2011