un charco de hedonismo

Arco flácido

Me gusta tocar ese lugar,
curvo y blando, oculto –
que esconde el deseo.
Es magia,
que la piel roce
una fantasía y erija un obelisco.
No es morbo
sentir un relámpago extinguirse
debajo de la sangre.
Sucede y uno respira
como un árbol de hojas erizadas.
El peso de la esencia
deja glaseado el nuevo
flácido arco.
No hay que esperar siglos
para que aparezcan
monumentos al placer.

 

 

 

Poesía Nihilista

las palabras son

Palabras, Movimiento 

Las palabras son
lesbianas turistas hablando de un obelisco
que no me dejan enterrar en su abismo
las palabras son
vórtices y montañas rusas
no tienen precio de entrada
pero terminas vomitando del mareo
las palabras son
dedos sin huellas
manos asesinas que ahorcan sin consecuencia
a los volúmenes de la experiencia
las palabras son
gemelas siameses
que aún leen a Freud
para saber cuál de ellas es el súper-yo
las palabras son
un Himalaya en este corazón
que un budista pinta
cuando medita sin razón.