el desierto de hoy

flor amapola desierto

El desierto de hoy

caminar sin descansar

en un menester de árida

arena. Desolado,

sin la poesía de la pausa,

en trabajo de lazo y

hierro. Descanso

con los pies de las horas

sobre el almohadón del

olvido. Una ducha

de sueño cae sobre

mí, como una concatenación

de gotas ebrias de

frío y paisaje.

Esa recóndita

amapola,

viva en mi silencio

contemplando

en secreto

la rutina

y la

percepción.

Poesía 2011

de los instintos poéticos

pablo_picasso_detail_21st_century
De los muros
puedo decir
mucho.

Son almohadas
con maternas escobas
barriendo escombros de horizonte
dejando la cabeza de rutina
dormir en su ternura.

Puedo hablar de senos rotos
de la sombra de leche
enrollándose como pezón
en un vals de grasa.

De la máscara tengo
mil canciones,
tanto poemas como hormigas
esbozadas en la turbulenta
sensación de vivir
crípticamente.

De la frente
puedo decir
mucho.

De ella los rectángulos
y las esferas hace gaviotas
que volando dibujan una curva
de ombligo
negro en el sien
de la mujer en vano.

Poesia 2011

cielo

Poema sobre el cielo

cielo,
lo fue todo

el cielo
es mi único verbo
la elocuencia visual
del ámbito

cielo
como opio
sobre las cosas
cielo
como la raíz
de lo imposible

cielo
castaña risa
de esa boca
oval

cielo
un perfume celeste
de ahí
cae un desierto
sobre el vientre
húmedo de la mente
es ahí
donde pájaros
almuerzan constelaciones

cielo,
lo fue todo

el cielo
de las nubes
que tragan mares
el cielo
de las noches
que desmienten fronteras

el cielo
de carne transparente
huesos de viento
soledad de aire

ese cielo,
lo fue todo.

Poesia 2011

la gran idea

La idea misteriosa

La gran idea
de respirar
envuelto
de duelos
y salvajes
sabidurías

de mí era
esa perturbación
emitida
que le llaman
comportamiento,
de mi
persona
salía ese humo
y revoltijo
que le llaman
propósito
y razón

todo indica hoy
que me enfrento
a una irreparable
realidad
de accidente;
de noche más cruda
mi entorno
sin importar la hora
es cada vez más mítico
sin etiquetas, normas, definiciones:
una confusión de memorias y llamas

no puedo dejar ninguna promesa
¿qué sucederá después de todas
estas eternas condiciones?
dejar de ver
quizá renunciar el concepto
algo menos de la rutina
para llegar a los labios
de un espejismo,
me sumo a
la confabulación
de destinos;
esas contracciones
ciegas y de belleza
ilegible.

Poesia Nihilista

oscuridad transitada

Del suelo
en trenza
articulo
los gestos
al improbable
destino

es una muerte
de nocividad
celestial
como astro
de sílaba animal
en el centro
de una jungla
primordial

al anochecer
circulo
pómulos de negro
los que se acumulan
en la desesperación
antigua de un
bar

una enfermedad
paralela al
enamoramiento
los rincones del ser
como rocas las células
de lógica mis pulmones
como pulga mi sangre
de renta los ojos
dardos a lo
impugnable:

orbicular
sensación de fases
una cíclica nausea
con altos y graves
dolores y cumbres
la vida
pulcra como una puta
de sedas y maquillaje.

.

Poesia Nihilista 

máquina

maquina humana

A máquina
mi cama tendida
a mera máquina
de fuerza enigmática
carne al movimiento
de una máquina
con herida de cielo a pecho abierto
mi latido es máquina inconsolable
dedos y robótico pudor
mi mirada es artificio
un instrumento predestinado
a máquina de dolor
la vida rotunda y miserable
gira en eje y mecánicamente
en ciclos incomprensibles
de industria, hierro,
artificialidad
humana.

 

 

Poesia 2011

una noche de junio

Noche de verano Dinamarca
Si algo quisiera resaltar
sería lo indómito
inquieto en la periferia
de esa lógica que es inminente
pero siempre accidental
de herramienta quedan palabras
para impresionismo de eclipse –
todo ineludiblemente acaba
y queda únicamente el moroso recuerdo
¿Por qué pretender?
dejo escrito lo somero,
la contradicción
¿Su función?
insinuarme de que vivo
y de paso, manifestar
que entiendo
la paradoja:
lo esencial
es lo que se esconde
detrás de la vida.

 

Poesia 2011

Mis ojos de pez muerto

OJos de Poeta

No he podido llorar
a motor caliente de rutina
llevo mi apariencia bruta de intelecto
recibo el cambio con dolor
subo al autobús con pestañas entreabiertas
mi sitio está decidido a ser cualquiera

no he llorado porque no sé si defiendo
o si estoy demasiado ocupado con el gris
de la ciudad somera;
mi llanto busca susurrar al vecino
como un viento inaudible pero frío –

comunica pero no habla de soluciones
arraigada en la gota siento la derrota
mis ojos serían una antología de fallas
tal vez no lloro para no recordarles
a estos pasajeros que todo es una trampa
que el dolor es inútil advertencia

me concentro en el libro
su elevación de la muerte y neurosis
me siento carne, piel y pulpo de mente
un cuerpo arrebatado por el símbolo
pero por debajo de todo
lágrimas de fuego,
plena llama de instinto
indómita sed de motín

mi ventana
salvaje obra de color
acepta mis ojos de pez muerto
miro con desasosiego la trivial
importancia del orden, la civilización –

sumido en los ojos de los otros
ahora veo estos pasajeros, fieles estatuas
en sensata postura ante la terrible e inmediata
posibilidad de un hecho sin precedente:

mis húmedas mejillas
 

Poesía Nihilista

el campo original

poesia existencial

Desconozco

sanación al retroceder

tenía futuros, ya son
recuerdos en el pasado

lo nuevo tiene piel de estrella
movimiento de luz cantada

el niño se agacha para recoger
la punta quebrada del lápiz
así empezó un universo

atrás, allá atrás
cuando era gato
acostado en un sillón
fuente de polvo etéreo
miré el cielo para ser nube

hacia el origen

pezón de carne rota
entre labios de deseo
decidí apostar por la vida

aun retrocediendo

con un pulpo de venas
en derredor latía un corazón
estremeciendo el lago maternal

en el umbral

se respiraba una luminosidad
de cálida expansión

lo finito vendría después

ahora

olvidar es mi estudio
la luz inunda lo visible
ahora que desconozco
el límite de las cosas.

Poesía

elevación (negra)

Black Death Poetry

recordarás la tierra
como una decadencia
la pesadilla donde no existe color
solo movimiento alocado

saliendo la negra muerte
de una puerta negra
a un mundo negro
cadáver entre las sombras
negras

siendo humano
el conocimiento se agota
pero la navaja arrimándose
corta hueso y carne

en el estúpido final
no entenderás nada
el paciente dolor
infinitamente
ubicuo

como gota negra
cayendo, extinguiéndose
a mar negro
morirás.

 

Poesia Moderna