trazo invisible

Trazo invisible

ahí

un tejido de años
con largos hilos de
invisible rocío

ahí

una rutina de plumas
y los pájaros
tu bella cola de origen

ahí

capa de esencia
abriéndose como las
pupilas de tu sed

ahí

agujeros de los sueños
las lunas que brillan
desde la piel del movimiento

ahí

amplio corazón de sol
en los orificios mudos
de los segundos

ahí

con la ropa azul
de tu cueva ciega:
el cielo

ahí

voy.

elementos de libertad

Elementos de Poesia

estado natural
es un cuerpo
con cabeza de pausa

el momento es una especie
de electricidad
que se acuesta eróticamente
sobre la rendida percepción
posición supina

un espacio indefinido
todo no sucede ahí

los nervios se amontonan
como enredadera salvaje
en ese pilar de silencio
vertebra cósmica

la poesía llegó muy tarde
emplear palabras es tan cruel
como quemar los ojos

el poder
es una chimenea esperando
donde el árbol
muere

mi mano toca la pirámide
mis ojos buscan la carne
sangrienta de caza

mi obra es no laborar más
abrir los candados de hielo
quemar la memoria
permitiendo las palabras evaporar
en su vuelo iracundo

empezar
vacío
terminar
vacío

inicio

 

 

 

Blog de Poesía

un pie o una gota

Poesía de luz

un pie
de ciego
temeroso
deslizándose por
el adoquín helado
un sol de fuerza
cegándome con plena vida

la calle con su antigua intransigencia
se hacía piel, o columna, o luz, o música
cada paso era de intensa realidad
un panorama que resistía, se expandía
me mordía con una boca de amor, boca de piedra
lengua de continente, dientes de tiempo, saliva de existencia;
un dolor de nacimiento, un dolor de empezar y de belleza amenazante

era como saber algo de los secretos que se acurrucan detrás de eventos
era como tener dedos para hacer las manos y manos para hacer dedos
ceguera o la vista más pura, caída o los pasos más seguros
era un relieve surgiendo, revolviéndose como ladrido de perro
tenía los pies francos como verdades, árboles o rayos de sol
pasaba el tiempo, pasaban las historias, los chistes
pasaba la muerte, el canto de gaviota
pasaba lo que tiene que pasar

en dos o tres o cuatro pasos visité
la materia que secuestraba
lo inefable, lo sombrío;
el hombre que era yo
que alguna vez
pensaba que iba
a morir
triste.

 

Poemas

roces

misterios de noche

hay noches
una tras otra
donde paso tomando
un trago o dos
no mucho,
lo suficiente
para mirar fijamente
a lo negro,
al translúcido oscuro
que el cielo estrena
noche tras noche;
son tragos de paciencia
son lapsos de humildad,
soy yo
solo y ebrio
escuchando esos misterios
que pasan rociando belleza
detrás de la inmensidad.

 

Poesía Moderna

fragmento menor

Paino Fragment

Hay una sutileza que se expresa en gris y túnica
un vuelo frío por los aires del oscuro sonido
acordes de luz que solo se escuchan en ajenas superficies
poéticos sabores en las puntas de periféricos pensamientos
prolongable tristeza en la piel de un escalofriante ademán,
el traspaso de intensidad a la obra de la nube –
una agonía fabricada a base de necesidades prescindibles,
el espíritu esperando un propósito suave
una estela de verdades desprendiéndose del sinfín
la alegría juvenil de tocar una altura por primera vez
el bohemio empeño de cincelar la mitología vigente
el estudio del relieve en el esfumado tiempo
la garganta ebria que traga tanta nocturna soledad
un latido que hace chocar contra la desesperanza
en la velada cuando el absurdo tiene una dulce lógica

poetizar ,
               por la vía de una única vida y una única muerte.

 

Poesía Moderna

las mitades

Brick Photo

Mi postura es
buscar la posición detrás del instante,
empezar un acto
y abandonarlo en su inefectividad,
insistir en alguna existencia
pero fomentar su implosión,
todo lo que pienso es meramente un prefacio
a lo que explicará el silencio;
cae la hora como hacha en mi frente
dejando dos mitades expuestas:
una vacía
la otra esperando.

 

Poesía Fútil

la purificación

Existencia Verde


Quisiera secuestrar el
por qué
y hacer llorar la pureza del instante
por la pérdida de su fiel déspota,
hoy nada pasó
no hay eventos que contar
ni
inventar
solo quedan las percepciones
enjauladas en la lesión de una mente
que aun cree ser nube
o un rayo de sol
atravesando un prisma de sueño,
las carreteras
no tienen color
huelen si acaso a futilidad
ese tramo imposible
entre
aquí
y la euforia
pero he de seguir algún día
caminar esas calles
en busca de la evolución del símbolo
cuando la palabra se pueda sentir
tocar
como el pómulo mismo de
existencia.

 


Poesía Existencial