interiores

Boca de cielo

… sentado
como una piedra
que espera su destino
implacable

escuchaba el aullido
aterrador del viento
su melodioso grito
de desesperanza

meditaba
donde habíamos fallado
con cual antigua ilusión
chocamos e hicimos
parcelas del ser

era de día
el cielo claro
como una boca de fuego
me atraía hacia su infinito

pobre alma, decía
sumerja en total misterio
robando del tiempo
un trayecto confuso. . .

Poesía Nihilista

a los aires

El poema perfecto
es irrealizable,
al tratar la realidad
la membrana de las cosas
queda sucia e imperfecta,
los mejores poemas
se escriben cuando
uno duerme sin sueños

tomo asiento
pasada la medianoche
un día expirado
que con dificultad sonreí
pero lo termino con una plena carcajada

me sitúo perpendicular al infinito
como punto inverosímil
escribiendo línea para aquellos
que ya no hablarán esta lengua
ni ninguna otra
y verán en estas palabras sólo
su fisonomía de curvas y líneas

está escrito
y cuesta borrarlo

 

Poesía Nihilista

el último día

poesía muerte

el techo ya no existía
era de mermelada azul
como los algodones del mar
los parpadeos eran ahora contados en centurias
la vista proyectada al camuflaje del infinito
la época era apenas una señal
dirigiendo los ojos a lo sagrado
que dicta: la belleza supera la tristeza

 

con las nubes transitando como pensamientos
de exquisita blancura
las campanas del final
ampliando la melodía
el mediodía de la vida
el nocturno sigilo de la muerte

 

y apoyados en la distancia
de nuestra ignorancia
fracturamos nuestros pechos
permitiendo el misterio brotar y ahogarnos
en un manantial de sangre
que sabía a beatitud.

 

Poesía Moderna

en contacto

Poesia del arte

Había comprendido
la calle que visité
todos los días por esta
edad de indiferencia
era un portal
y en decidida
rebelión
pincelaba yo
cada aspecto
de mi calle pisoteada
agregándole tonos
que la hacían verse
cada vez más como un mundo
donde los artistas de la locura
gobernaban los asfaltos y las perpendicularidades
era un portal
transportando todo pensamiento
a lo innombrable
y era esa calle donde transitaba
la pasión por el pigmento
de color de carne
que me hacía ver la extensión
de la ciudad y su continuación
hasta el infinito
como una gota diminuta
flotando quizá
entre los silencios
de los tiempos.

poesía contemporánea

lo que sobrevive

desasosiego poema

El cielo se acabó
se llevó consigo el mundo entero
y ni siquiera me dejó un asiento
para descansar este fútil cuerpo;
me tomó toda una vida
definir la vida misma –
no lo logré.

 

 

en mis manos quedaron
las manchas de angustias
adentrándose en las cicatrices
de otras estupideces
y aunque el mundo expirara
con el egoísta cielo
mi desasosiego sigue creciendo puro e infinitamente
ya que ahora no tiene frontera
ni obstáculo
que detenga su expansión.

Lejos

Lejos, muy lejos
cerca de donde todo se une

Fría era la noche
se escapaban gruñidos primitivos
bestiales verbos incompletos
   aurora de nostalgia
sangrienta hambre por la oscuridad

Indefinible aroma
   Intangible esencia de cuerpo

La danza eterna
    Enrollada en cada pulmón de átomo
núcleo abarcando lejanas mutaciones

El espacio vacío es el circo
        de la infinita posibilidad

Lejos como un árbol coloso
          nunca-percibido
gozando de la intrascendencia         

     lejos, muy lejos
cerca de donde todo se une.

Poesia de Pablo Saborio – ARS POETICA