aumentan los violetas y los rojizos


Corre destrucción
 

antes de que sea muy tarde 

techados están los temores 

y los vientos huelen a melancolía 

llega el fin de una era 

el fin de todas 

ajústate el cinturón 

vacía los sueños 

corre a la punta 

al final de una trayectoria confusa 

moviliza las legiones de verbos 

como el catastrófico hábito de planear – 

las burbujas del vino 

las burbujas de la existencia 

se estallan… se fugan 

tensiones se van disminuyendo 

el agua de un mar sin nombre 

envenenando el continente desconocido 

corre, destrucción 

despliega todas tus flotas 

arranca el motor del sinsentido 

aumentan los violetas y los rojizos 

anochece paz, ahóguese la multitud 

la lengua está fría 

la voz no tiene dirección. Ven, 

destrucción, 

es hora.

Lejos

Lejos, muy lejos
cerca de donde todo se une

Fría era la noche
se escapaban gruñidos primitivos
bestiales verbos incompletos
   aurora de nostalgia
sangrienta hambre por la oscuridad

Indefinible aroma
   Intangible esencia de cuerpo

La danza eterna
    Enrollada en cada pulmón de átomo
núcleo abarcando lejanas mutaciones

El espacio vacío es el circo
        de la infinita posibilidad

Lejos como un árbol coloso
          nunca-percibido
gozando de la intrascendencia         

     lejos, muy lejos
cerca de donde todo se une.

Poesia de Pablo Saborio – ARS POETICA