lo merecido

beatitud_poesia

es justicia
descender del
éctasis
para despertar
estrellado
contra la materia
en dolor
y sed

salí a dejar
lágrimas
tendidas talladas tristes
en el asfalto
bajo negra
infinitud

para pasar
ahora
dos días
cruzando
las púas
del aire

soportando
la luna
aplastada
del corazón

dos
tonos de luz
y pausa

hoy
duermo
sobre las calientes
espadas de una
flor de loto

como criminal
inculpado
por el delito
de acercarme
a la beatitud

 

 

 

Poesía Moderna

el último día

poesía muerte

el techo ya no existía
era de mermelada azul
como los algodones del mar
los parpadeos eran ahora contados en centurias
la vista proyectada al camuflaje del infinito
la época era apenas una señal
dirigiendo los ojos a lo sagrado
que dicta: la belleza supera la tristeza

 

con las nubes transitando como pensamientos
de exquisita blancura
las campanas del final
ampliando la melodía
el mediodía de la vida
el nocturno sigilo de la muerte

 

y apoyados en la distancia
de nuestra ignorancia
fracturamos nuestros pechos
permitiendo el misterio brotar y ahogarnos
en un manantial de sangre
que sabía a beatitud.

 

Poesía Moderna

todo nace absurdo

Que soy uno de muchos  

muchos yos que fueron y serán 

los mundos que pueden haber 

por la increíble plasticidad de la energía 

cuantos universos y seres hubieron 

cuantos sueños inimaginables nacerán 

todo nace absurdo 

siendo en su fugacidad 

portador del tiempo 

siendo en su cansancio 

hijo de grandes eternidades 

nada basta 

es insuficiente ser humano 

un elogio al que se detuvo 

pensó, sintió, abismal incertidumbre

 la lenta muerte de una vibración 

todo nace absurdo 

aspecto oscuro de la beatitud 

fragmento sucio de la infinidad

dejo hoy de ser hombre 

para unirme con la oscilación de los dioses negros 

vacío entre franjas de luz

 potencial 

  posibilidad 

    alcance al ambiguo

vida eterna sin ojos

demencia por los corredores de la sustancia.