Cuando el centro no existe…

Si se dibuja un círculo

    una figura prehistórica

       alrededor de la nube “yo”

si se encienden los pétalos sumergidos

    en océanos congelados

       iluminando la escalera al desconcierto

si se hablan de misterios y chistes

    al tragar un pez vivo

       cae en la infinita hambre

si se deja llorar al deseo

    cuando ríe el invierno

       en la tristeza de cada noche

si se pierde el control soñando

    inventando futuros imposibles

       lentamente acariciando la soledad

si se nutren las bibliotecas con espejismos

    el cielo es gárgola

       con mirada de piedra goza los siglos

si se hace una cueva en el centro

   nacidos y por nacer reunidos

       en silencio para luego decir:

“esto ya sucedió,

   pero podemos revivirlo.”

 

 

Regresar a pagina principal de ARS POETICA

La muerte de los siglos

Los siglos han muerto
Hemos cosechado, con feliz vanidad
la putridez de una ilusión
una desesperada hazaña
en busca del sol perdido
la fiebre, fría y fatal
la enfermedad de una angustia
el callejón del loco capaz!
Es la historia del ciego muerto
el ascensor de corazones torturados
la melancolía de la monotonía
la tiranía del tiempo
La torcedura del árbol bajo océanos
¿Qué ha quedado?
Ya nada existe, el tiempo se ha detenido
Se respira el otoño del tiempo perdido
Periodos y ciclos
Ciclos y obeliscos quebradizos
Los siglos han muerto, el desierto humano
Agorafobia y rocío del alba
Gotas de un miedo intocable
La interminable manifestación
Los siglos en decadencia, canta el anochecer
Es el momento para olvidar,
nacidos mortales
la esquina de la niñez, el suelo sucio
las manos gordas y arrugadas
El ocaso de todos los caminos
el fin de la historia