los días son…

los dias

Los días son campos
ambiguos
los días son
necedades
hechas para enfurecer
y desaparecer
los días son
rituales estrechos
donde no caben
los elixires de un borracho
los días son mitos
narrando la imposibilidad
de un sueño metafísico
los días son
la verdad
de lo que no
tiene verdad.

Gozo como íntima destrucción

intima_destruccion

Gozo

    como

íntima destrucción

las leyes del

movimiento

   son semillas

       para los poemas

pendientes

 

en la cima de un éxodo

    no es

necesario

        contarlo

 

el cielo es un ayer

       que quisiera deshacer

 

el vacío es un intruso

    sutilmente
tomando posesión del
            yo

 

las tardes son enormes

      suficientes

para eliminar

            enteras generaciones

 

con las noticias de las gotas

       el sueño

            nos atrae a la cueva

 

con el movimiento de la llovizna

      desaparecer

         es un nacer

 

al nada nacer… retornamos

     al nada nacer finalmente

             descansamos

en una intima destrucción .

 

 

 

 

 

Poemas Nihilistas

Besando el Devenir

Si fuera posible besar por una era

una década, el cuarto de hora

perderse en la locura del olvido,

en la reencarnación del presente,

si nuestra mano alcanzara el centro

donde todo esta quieto, y el resto

gira sobre su eje, ahí hundidos

lejos de la aniquilación del tiempo.
                               Si un beso

                                     como sol total

                                     nos rescatara de esta confusión

                                     los labios tibios de la convicción

                                    el amor húmedo de la trascendencia

                                    el gemido eufórico de una revolución

 

El beso que lo cambió todo.

 

Los ojos vendados con párpados

un oscuro silencio apasionado

y secos, labios malentendidos

se parten para el contacto físico

                       con la nada

                            con lo que no vive ni muere

                                 con el vacío que nos sostiene.