boca al vacío

Boca de poeta

No me queda otra
tenderte en la corriente
de mi lengua,
en la sílaba de mi carne:
tocas el sabor idiosincrático
de mi sustancia

debo deshacerte
como dulzura púrpura
entre los canales de mis papilas,
corre indómita como la
existencia salvaje
desciende como caos
al ombligo nocturno
de mi apetito

es sed
plenamente soledad
eres gota solitaria,
arraigadas en deseo
dos frutas:
una de piel
otra de arte

mis labios
espían el aire
son astronómicas puertas,
hacia el vacío caen tus obras
y soy presa instantánea
del contacto

laten agrias
tus nocivas pimientas –
en mi boca soy
receptor de lo que enseña
la doctrina indiscutible
del vino.

Poesía Moderna

aquí está

love for poetry

pasé días buscando
la poesía de la vida,
me asomé por debajo de los carros
metí mano en alcantarillas medio abiertas
o presté oído a cartas selladas a ver si se les salía una letra,
contando días que los numero del infinito hacia atrás
con frecuencia termino vituperando el verso
y socorriendo al vicio,
pero hoy fue diferente,
desperté y me asomé a la ventana,
una gloriosa mañana porque las nubes iban cargadas de
fecundas melancolías y los motores de la calle susurraban
sus metáforas de desolado humo; ¡qué bien! – pensé
pero luego de meditarlo, eso no era poesía;
me puse a escribir esto y tampoco es poesía
y ya medianoche no tengo fuerzas de buscar más
solo tengo la decencia de decir que la botella de vino está vacía
y si en algún momento hubo poesía
me la tragué
hace media hora.

 

Poemas

probando el rojo

Vino y poesia

Le he robado
un minuto

una viscosa
soledad
del vino

he tomado
la libertad
de mentir
adentro del verso

de fingir pétalos
en la verga
seca
de mi tristeza

he liberado
tantos engaños
a escondidas
de mi
ebriedad

¿son versos?

meramente
lágrimas
y siglos

una indómita
lentitud

 

y sobre todo

 

crueldad.

 

Poemas