Títere del deseo

Miraba sobre mi cabeza

          no habían cuerdas ni hilos

alcancé por grandes muros alrededor

          no habían ni cercas ni calabozos

supuse que debajo existían espinas y precipicios

          no habían brasas ni torturas
 
 Interno titiritero del deseo

        soy preso de los caprichos de este momento

desconozco el por qué de las cosas

        soy libre esclavo de la decisión

respondo a lo que simplemente se manifiesta

        soy espectador que espera
 
 Después de todo, la gran masa de eventos

                 es un juego

esta estrepitosa sinfonía llega a su fin algún día

                 es oculto silencio

me entrego al desconcierto circundante

                 es absurdo chiste
 
¿A dónde más puedo ir?

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s