relámpago

Poema sobre relampago

tengo tiempo de no limpiar
una flor en el camino
miro, si acaso, las estrellas de polvo
que se estrellaron contra mi zapato

tengo tiempo de no amanecer
al color de vino rosáceo,
me torno cada día más gris
hacia un opaco destino

tengo tiempo de no escucharme
mis sílabas deben sonar a guitarra
con una sola cuerda antigua
bo-bo, bo-bo, bobo

tengo tiempo de no evaluar
si la vida vale la pena,
me parece todo un relámpago
un instante y nada más. . .

¿cómo callar?

Relámpago en la lejanía

     crea el celaje de mi circunstancia

el deseo es una ceguera

     una única trayectoria

donde existen miles

Haz en mí lo que debes

   mútame hacia lo incomprensible

porque mi anochecer

   cae como una nota grave

       al final de una descuidada orgía

porque cada letra escrita

      es en el fondo un poema entero

y si cada nube merece una sinfonía

   cada partícula de polvo

       cuenta una odisea

¿cómo callar?

Anclados en cada pozo negro

   -es cierto-

      el aislamiento trae seguridad;

cómo se siente ser ráfaga,

   la voz que ama el silencio

los labios que adoran lo innombrable

          ¿cómo era todo cuando nada importaba?

-es cierto-

  hay un instante, una cortina

un rostro escondido en el bosque

    ese recuerdo inasequible

sabría cantar, palpitar ese encanto

        el refugio del tacto…

dos manos en forma de copa

                        ¿ya cayó la gota?

Regresar a pagina principal de ARS POETICA