accidentes extraordinarios

Sky of Indigo

Hoy vi
el cielo
vestirse en índigo
nube y granizo
simultáneamente
sus murmullos
entraron en mi
como una espada
hecha de existencia
desangré en asombro
inventando aleluyas
para mi transparencia
por la cual veía
el contenido frágil
con el que se
llenan los días
tiré mi escudo
en rodillas
me declaré perdedor
cautivo
de lo efímero.

poesía siglo XXI

La causa y el efecto

 

Era la noche 

 una noche con vientos inquietos 

llegó la noche 

      esa ventana de escape 

donde uno deja todo atrás 

        y se pierde el mundo en una fugaz nube de ebriedad. 

¿era la noche que me hacía un desenfrenado? 

    ¿o era mi desenfreno que hacía de mi día… una noche?