de la tierra

indigena posol

Necesito
la mano del curandero
dedos sabios
acariciando mi espíritu
dolor tan moderno
que solo la raíz tropical
apacigua este declive
indígena de voz rítmica
dos largas colas
posol lleno de paciencia
un rezo que ruega
recorrer el cielo y la tierra
en esos ojos de negrura
todo es sacrificio
todo es bendición
dolor tan moderno
con el viento del sacrificio
las velas queman la cera
una tras otra
ya se siente el humo blanco
como una esencia
digerida