a pulmón de estrella

a pulmón de estrella

Siempre tuve el deseo de dividir el universo con una coma.
Lo que quise, y lo que es.
Ahora ni puedo acomodarlo en una oración.
Es un frase inconclusa como

una tarde que caía como falda sobre

¿Quién sabe? un dulce hogar o la chiquita apariencia.
No sé, tengo que ser honesto y desarmar el beso
de su cruel combate. Tengo que calmar
el ritmo de la luz que se contrae como
un olor a triste. Es una posibilidad,
esta participación mía que viene quitando
sus reflejos como pétalos de ropa. Son
medidas que he hecho con un cordón
que ya no llega hasta mi cordura. Miren,
el poeta rescata un ocaso y una lanza. Pero
los poros del mundo revientan a ratos
a pulmón de estrella. Doy gracias a
los nervios que toman largos tragos
de silencio. Y ahí están todas, la lluvia
que fue fértil y esfuerzo al pensamiento.
Ahí tiré una cadena a la cumbre
pero solo atrapé la amistad de una nube.
El resto es un momento, la música
que desaparece como aroma en al aire.
El resto es un ancho que el recuerdo no circula.
El resto ya no lo puedo masticar, lo dejo
empapado en su carne de flor.

 

Poesía Contemporánea

canto absurdo

destino_de_las_existenciasQue los días:
sean el murmullo que emiten
los parpadeos del cielo

Que el pensamiento:
empiece con rosa alborada
y termine con la substancia
amarilla del silencio

Que los poemas:
siendo piezas de un esqueleto
que dejó el tiempo
enterrado en nuestros recuerdos

Que las mismas palabras:
brincan como polvo alborotado
en la galería de una nube

Que las bestias:
se pierdan sobre el techo
del sueño en una temible
huella de laberinto

Que el cuerpo:
sea absorbido como el sudor
sobre la almohada del viento

Que la cordura:
deje una raíz de fuego
arraigarse en el ciego
destino de las existencias.

Poesía Nihilista

heridas y batallas

heridas_y_batallas

Hay quienes
dejan la gaveta vacía
excepto por una herida
de piedra que ya no sangra.

Hay hombres que
son muros y pierden
una borona de ceniza
con cada latido de su extensión.

Hay mujeres que
de tantos vuelos grises
han majado la sangre
con una sola lágrima.

Hay en esta inolvidable gama
una disciplina para sufrir.

Pero hay unos pocos,
que escapan la tragedia
como una ráfaga de música.

Los que con lazo atan
el paraíso a un movimiento
delgado prontísimo.

Hay algunos que
guardan aun la luz
en un bolsillo de neblina.

Hay esos pocos que
arrebatan una fábula de miel
del duro acto.

Hay en esta compacta oscuridad
ejemplos de condena y posibilidad.

Pero al final de esta vida
el hombre con clavo en su respiración
la mujer con pájaro en su sonrisa
se postrarán ante la naturaleza
para ver la luna arrodillarse
en un recuerdo de estrellas

Poesía Contemporánea

de algún origen

poesia nihilista existencial moderna vanguardista

Hubo un cielo,
algo vi por la ventana,
una confusión
de nubes y de luz,
un portal.

Me entrelazo
con el destino,
adopto cualquier deseo
que caiga entre
mis indecisiones.

Dejo de ser
mi propio vehículo
dejo de ser
autónomo.

Cómo me despido
de una nube,
cómo le explico al sol
que nunca vi más
que su luz?

Hubo un hombre
que se detuvo hoy
ante el horizonte.
Dijo: adiós.
Dijo: regreso a ese
origen que nunca
entendí.

 

 

 

 

Poesía Nihilista

El vacuo cosmos.

un cosmos vacio

Todavía
hay posibilidad.

Desde la ventana
ver el diámetro
del destino.

Oír
a ciegas
la luz
caminando
sobre tu sien
adormecido.

Después de que
acabe la tierra –

permitir los pájaros
alinearse en
la cuerda
del corazón.

Y cuando
desaparezcan las ideas
en su lugar
depositaremos
el tibio espejo
de la piel.

Poesía Nihilista

sutra

 

nada      existe

       el piano

deja caer sus martillos

como piedras en un mar sin sal

 

nada

ni el momento

el suspiro

la idea de existir

 

ni la nube

que le dio sombra

al adiós

 

ni la lágrima

que fue casi

infinita

 

ni la madre

que dio luz

a solitarios héroes

 

nada      existe

            el color rojo

se desnuda sin explicar

el origen de

            su sangre

 

 

 

Poesía Nihilista